sábado, 16 de abril de 2016

Normas de tránsito para Segundo Grado.

ESCUELA N° 2 DE5°

SECUENCIA: "DETECTIVES DE TRÁNSITO."

PARA SEGUNDO GRADO.

AÑO:


DESCRIPCIÓN:

Mediante una serie de actividades se llevará a los niños a reflexionar sobre la importancia de circular con responsabilidad por la calle.

FUNDAMENTACIÓN:

Vivir en la Ciudad requiere respetar normas para la seguridad personal. No es lo mismo circular por una ciudad de tan grandes dimensiones que hacerlo por un pueblo.
La gran circulación de autos y personas, representan un peligro potencial si no se cuidan ciertas reglas de circulación.
Nuestros alumnos son transeúntes en la Ciudad y deben aprender reglas básicas para manejarse en ella.
Esta secuencia presenta algunas normas de tránsito y de comportamiento del peatón, que posibilitarán a los niños manejarse de una forma más segura por la calle.

PROPÓSITOS:

La escuela tiene la responsabilidad de:
Ofrecer variadas situaciones de enseñanza acerca de aspectos de la vida de las personas y el mundo natural, en diversidad de contextos, para que enriquezcan sus explicaciones acerca de las sociedades y la naturaleza.
Generar situaciones de enseñanza que impliquen un desafío, que pongan en juego sus conocimientos, promuevan la producción individual y colectiva.
Explicitar principios de justicia y actitudes de solidaridad que se ponen en juego frente a conflictos de la vida cotidiana y, en particular, en las tareas comunes que propone la escuela.
Proponer la interacción con variedad de situaciones de la vida cotidiana que promuevan en los alumnos la aceptación de diferentes puntos de vista..

Propósitos Prácticas del Lenguaje:
Hacer de cada aula una colectividad de lectores y escritores, donde la lectura y la escritura lleguen a ser elegidas y utilizadas como un medio efectivo de comunicación, como un instrumento de reflexión sobre el propio conocimiento.
Garantizar un intenso contacto con escritos de diversos géneros y brindarles múltiples oportunidades para explorarlos, seleccionarlos y leerlos en función de propósitos relevantes.
Instaurar un ambiente de trabajo cooperativo que permita a los alumnos enfrentar sin temor situaciones de lectura y de escritura que representan un desafío para ellos porque les plantean problemas cuya resolución requiere la elaboración de nuevos conocimientos.
Asegurar que los alumnos puedan ejercer derechos del lector tales como: formular anticipaciones, elaborar interpretaciones propias sobre los textos que leen, confrontarlas con las de otros , consultar con personas autorizadas en particular con el maestro para obtener informaciones suplementarias sobre el tema.
Asegurar que los alumnos puedan ejercer derechos del escritor tales como: producir textos en función de propósitos valiosos para ellos.
Para que todos los alumnos puedan progresar como hablantes en el contexto escolar, es esencial llevar a la práctica en la actividad cotidiana los siguientes propósitos:
Reivindicar a la escuela como un ámbito plurilingüe, legitimando la coexistencia de diversas variedades lingüísticas.
Hacer del aula un ámbito en el cual todos se sientan convocados a intervenir y autorizados a expresar sus ideas aun cuando éstas sean diferentes de las del maestro y de las de sus compañeros.


OBJETIVOS DE APRENDIZAJE:
El trabajo realizado en el aula debe reunir las condiciones necesarias para que progresivamente los alumnos sean capaces de:
SOCIEDADES Y CULTURAS
Identificar situaciones de la vida diaria en que las normas son necesarias; observar quiénes las establecen y para qué, quiénes las hacen cumplir, y relacionar la transgresión de una norma con la sanción correspondiente.
Conocer, respetar y valorar los derechos propios y de las demás personas.
Identificar y describir situaciones de tensión y conflicto entre personas, grupos o instituciones, y valorar modalidades de resolución justa de los mismos.
EL CUIDADO DE UNO MISMO Y DE LOS OTROS
Participar en actividades grupales comprendiendo las responsabilidades y derechos que les corresponden como miembro de esos grupos.
Construir hábitos y disposiciones personales para el cuidado de sí mismos y de los otros y para la realización de proyectos compartidos.
Reconocer derechos y necesidades de las personas en los ámbitos de referencia de los alumnos.
VIVIR EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
Reconocer diferencias entre una gran ciudad, ciudades pequeñas y áreas rurales en función de la oferta de servicios públicos y privados.
Conocer las normas que facilitan la circulación urbana y desarrollar criterios de cuidado para circular como peatón.

En relación con la lectura, el trabajo a desarrollar en el aula reunirá las condiciones necesarias para asegurar que los alumnos sean progresivamente capaces de:
Incorporarse como miembros activos a la comunidad escolar de lectores recurriendo a la lectura para cumplir diferentes propósitos.
Acudir por sí mismos a la biblioteca del aula y a la de la escuela para cumplir diversos propósitos lectores.
Elegir, entre varias fuentes intensamente utilizadas en la biblioteca o en el aula, la más adecuada para encontrar una información necesaria en el marco del proyecto que se está desarrollando.
Localizar los pasajes que incluyen la información buscada apoyándose en indicadores.
En relación con la escritura, el trabajo a desarrollar en el aula reunirá las condiciones necesarias para asegurar que los alumnos sean progresivamente capaces de:
Comenzar a actuar como miembros de una comunidad de escritores.
Acudir a diversas fuentes de información disponibles en la clase o en la biblioteca para resolver problemas que se presentan en el curso de la escritura.
En relación con la oralidad, el trabajo a desarrollar en el aula reunirá las condiciones necesarias para asegurar que los alumnos sean progresivamente capaces de:
Adecuar las intervenciones orales y la modalidad de escucha a los diferentes propósitos de situaciones comunicativas.
Participar activamente, como hablante o como oyente, en diferentes situaciones de comunicación oral, aceptando y tomando en consideración las opiniones ajenas y respetando los diferentes modos de hablar.


CONTENIDOS Y QUEHACERES:
VIVIR EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
Circular por la Ciudad requiere el conocimiento de normas particulares y el desarrollo de actitudes de responsabilidad individual y colectiva
Comprensión de las normas que regulan la circulación de los transeúntes y reconocimiento de la responsabilidad de cada uno y la de las autoridades.
Desarrollo de criterios para poder circular como peatones en forma segura.
Análisis de formas de circulación en contextos de uso cotidianos.
Conocimiento del derecho de los ciudadanos a transitar y conocimiento de normas específicas para la circulación de los peatones: cruzar por las esquinas, prioridad en el paso, etcétera

Quehaceres del lector:
Leer para buscar información.
Localizar la información buscada.
Utilizar índices de libros y periódicos para localizar la información.
Leer rápidamente el texto apoyándose en títulos y subtítulos hasta encontrar la información.
Explorar el texto para circunscribir el fragmento que se quiere leer.
Usar el índice del diario para encontrar la sección.
Buscar información en la sección correspondiente.
      QUEHACERES GENERALES DEL ESCRITOR.:
Recurrir a la escritura con un propósito determinado.
Orientar los escritos hacia la consecución de propósitos específicos.
(Tener en cuenta la intención de la escritura y del escritor: informar, emocionar, convencer, etc. )
Tomar en cuenta al destinatario.
Decidir el destinatario del texto.
Decidir la forma formal o informal de dirigirse al destinatario.
Comenzar a ajustar lo que se dice al destinatario.
Decidir si se dirigen a un destinatario incluido o no en el texto.
Recurrir a diferentes materiales de lectura.
Acudir a diccionarios, enciclopedias, atlas, textos sobre diferentes géneros, etc al comenzar a escribir, durante el transcurso de la escritura, finalizadas las versiones, para:
--obtener información sobre el tema
--resolver dudas ortográficas o lexicales
--controlar si el escrito se ajusta al género
--ajustarse a los requerimientos de distintos registros (formales o informales)
Revisar distintas versiones de lo que se está redactando hasta lograr un texto que se considere bien escrito.
Tomar distancia del texto centrando la atención en evaluar en qué medida:
--responde al propósito
--toma en cuenta al destinatario
--se ajusta al género
--expresa lo que se desea comunicar
--cuida la presentación.
Editar los textos producidos.
Si se contempla la producción de afiches o folletos, es necesario:
--tomar decisiones (tipo de papel, formato, distribución textual, etc.)
--recursos gráficos, tipografía
--ubicación para que sean leídos
--distribución, si son folletos.

      Quehaceres del hablante y del oyente.
Exponer y Escuchar activamente.
Adecuar la exposición al tiempo disponible.
Hacer y responder preguntas.
Discutir
Argumentar para persuadir al compañero.
Adecuar las expresiones a las intervenciones precedentes.


RECURSOS HUMANOS:

Maestro de grado, maestra bibliotecaria, maestra MATE.

RECURSOS MATERIALES:
Afiches, fibrones, fotocopias.



COBERTURA ESPACIAL Y TEMPORAL:

La secuencia se realizará en el aula, en los espacios parquizados de la escuela y en la esquina de la escuela.
Está pensada para realizarse durante un mes (Mayo), con dos clases semanales.

CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES Y DESARROLLO DE LAS MISMAS:

1. ACTIVIDADES SOBRE INDAGACIÓN DE CONOCIMIENTOS PREVIOS.

Clase 1.
Preguntar a los niños qué cuidados creen que se necesitan para circular por el barrio. Registrar.
Preguntar cómo cruzan las calles, por dónde.
Preguntar si conocen alguna señal de tránsito, si la pueden dibujar, decir para qué sirve.
Pedir a cada niño que en una hoja con nombre dibuje un semáforo.

2. ACTIVIDADES SOBRE SEÑALES DE TRÁNSITO. SEMÁFORO DEL PEATÓN.
(ARTICULAR CON TECNOLOGÍA.)

Clase 1.
Leer a los niños el cuento: "El hombrecito del semáforo". (Ver en Anexo)
Analizar el cuento con los niños. ¿Cómo se podría haber evitado el accidente?
Luego en grupos completar las fichas sobre el semáforo. (Ver Anexo)

Clase 2.
Se podría realizar una clase articulada con Tecnología.
En Tecnología se contruyen carteles con señales de tránsito más habituales.
Luego en el aula, se realiza un juego de competición por equipos: a cada equipo se le da una señal y deben decir para qué sirve. Un punto por cada respuesta correcta.

3. ACTIVIDADES SOBRE NORMAS GENERALES PARA CIRCULAR POR EL BARRIO.

Clase 1.
Se les pide a los niños que cuenten si vieron algún "incidente" en la calle. Que relaten cómo fue. Entre todos se analiza la situación para ver si se podría haber evitado.
Aclarar que "accidente" es aquello que no se puede evitar, si se podía evitar no lo es.

Clase 2.
Elaborar entre todos normas para circular de manera segura por el barrio. Analizar si cada uno respeta esas normas.

Clase 3.
Detectives de tránsito.
Salir a la esquina de la escuela. Los niños se sentarán por grupos en el cesped. En cada grupo se registrará durante unos minutos las cantidades de acciones correctas e incorrectas que se ven en los transeúntes. Las que son incorrectas, aclarar por qué lo son. Sería interesante que los niños salgan con tarjetas verdes y rojas para entregar a algunos peatones según su comportamiento.
Luego se socializará lo escrito.

Clase 4.
En parejas, inventar situaciones de "incidentes" y de accidentes.
Leer para todo el grado. Reconocer cúal es cada uno y en el incidente, reflexionar sobre cómo se podría haber evitado.

4. ACTIVIDADES DE EVALUACIÓN.
Clase 1.
Preguntar a los niños lo mismo que en la primer clase. Preguntarles si sienten que aprendieron algo nuevo para poder circular de manera más segura por el barrio.
Pedir que en un papel con nombre vuelvan a dibujar un semáforo con los colores correspondientes y explicando el significado de cada color.

EVALUACIÓN:
De los trabajos grupales.
De la comparación entre lo trabajado en la primer y última clase.


BIBLIOGRAFÍA:

Diseño curricular para la escuela primaria: primer ciclo de la escuela primaria, educación general básica. / Dirigido por Silvia Mendoza. Ciudad Autónoma de Buenos Aires : Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires., 2012.

"Educación para el transeúnte". Cuadernillos Educar. Ministerio de Educación de la Nación. (Formato digital.)

ANEXOS:  (falta uno, pedirme por mail.)


El hombrecito del semáforo
Pedro estaba en la esquina muy atento mirando el semáforo para poder cruzar la calle, cuando de repente le pareció que el hombrecito rojo del semáforo le hacía un gesto.
“Me parece que comí muchas papas fritas y me cayeron mal”, pensó Pedro.
Miró otra vez, y se dio cuenta de que no tenía visiones, el hombrecito de arriba lo estaba llamando, y con el dedito diminuto le decía que se acercara.
“Debe andar mal el semáforo”, pensó Pedro, e intrigado se acercó para ver mejor. Entonces fue cuando el muñequito por fin le habló:
-Estoy muy aburrido, ¿no querés charlar un ratito?, dijo el muñequito.
Pedro abrió los ojos grandes como dos huevos... 
“¡No lo puedo creer! ¡¡Me habla!! No, ya sé -pensó-, alguien me está haciendo una broma.” Miró para todos lados pero no había nadie por allí, solo él y el hombrecito rojo del semáforo. 
-Dale, antes que venga el verde contame algo, Pedro –replicó el hombrecito rojo. 
-¿Vos realmente me estás hablando a mí? –dijo Pedro. 
-Sí. Ay, me voy, me voy, ¡chau, chau –y titiló hasta que desapareció. 
Entonces se iluminó el otro, el verde, mientras gritaba a todos los peatones: –¡Vamos, vamos, pasen, pasen todos! ¡Vamos, rápido! ¡Hey! ¿Y vos no cruzás, Pedro? ¡Vamos, rápido que me voy! Me voy, listo, ¡chau!” –dijo el hombrecito verde, y desapareció.
Pedro no lo podía creer. Claro, nunca le había prestado tanta atención al semáforo de peatones. ¡Qué se iba a imaginar él que los muñequitos hablaban!
-¡Vamos! ¡Ahora es el momento! Vamos que los espero, crucen, crucen... Bueno... ¡Se acaba el tiempo! ¡Crucen rápido! ¡Chau, chau! ¡Me voy! –dijo el verde.
Toda la gente había cruzado ordenadamente y un señor miró a Pedro como preguntándole qué hacía que no cruzaba. Pero Pedro estaba tan entretenido con el hombrecito rojo que se quería quedar para charlar un rato más.
-¡Eh! ¿Todavía acá? Bueno, pero ahora no podés cruzar porque aparecí yo, charlemos de nuevo –dijo el rojo.
En ese momento, Pedro vio que venía un muchacho caminando apurado, sin ganas de esperar el semáforo.
-¡Eyyyy! ¡Pará! –gritó el muñequito rojo, pero el chico no lo escuchó y se largó a cruzar la calle.
muchacho, el primero frenó de golpe y los de atrás comenzaron a chocarlo ¡y se armó un lío ¡No se imaginan el desparramo que se armó! Venían varios autos y, para no atropellar al bárbaro!
-¡Ayyy! ¡¡Viste que te dije!! –le dijo el muñequito rojo a Pedro, mientras desaparecía, para darle paso al verde.
-¡Uy! ¡Qué desastre! –dijo el verde-. ¡Por qué no esperó un poquito hasta que apareciera yo!


Pedro vio llegar las ambulancias, gente enojada, gente triste, autos rotos y el susto en la cara del muchacho que nunca se olvidaría de aquel día.
Los hombrecitos del semáforo siguieron haciendo su trabajo de aparecer, desaparecer y cuidar a las personas. Y aunque algunos todavía no les presten la atención que merecen, ellos siguen trabajando incansables para nuestra seguridad.

(En: Cuadernillo “Educar”)



1 comentario: